febrero 22, 2024

Advierte Interapas sobre el perjuicio que provoca arrojar grasa y comida al drenaje público

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Las fugas de aguas negras se presentan por taponamientos en los ductos del drenaje provocados en su mayoría por la presencia de basura y grasas, que se vierten directamente a la alcantarilla o el drenaje público.

Es por ello que el Nuevo Interapas reitera la advertencia de evitar estas prácticas sobre todo las grasas que al contacto con detergentes y otras soluciones se endurecen hasta formar una especie de roca obstruyendo el paso de las aguas residuales.

Ante tal situación, el Organismo Operador de Alcantarillado y Saneamiento, hace un puntual llamado a propietarios de carnicerías y establecimientos de alimentos preparados, para que coloquen en sus negocios trampas de grasas y no se arrojen al drenaje público.

El 80 por ciento de los taponamientos en el drenaje son provocados por la presencia de basura y las grasas que se tiran al alcantarillado.

El mantenimiento a la infraestructura sanitaria es un compromiso del Nuevo Interapas, pero cuidarla para evitar taponamiento y desbordamiento de aguas negras es una responsabilidad de todos.