Papelerías del Centro Histórico de #SLP reportan bajas ventas

San Luis Potosí, SLP. – Las papelerías más representativas del Centro Histórico no reportan una mejoría con este arranque de clases de forma virtual; en otros años, conforme se acercaba la fecha, y hasta dos semanas después, se mantenían las ventas por encima de un cien por ciento con largas filas esperando surtir la lista de útiles.

En entrevista, el presidente de la Organización Nuestro Centro, Alberto Narváez Arochi, indicó que papelerías, tiendas de uniformes y librerías, reportan ventas mínimas en comparación a otros años, pues con la crisis económica que atraviesan las familias a causa de la caída en empleo por la pandemia, se está optando por reciclar materiales del ciclo anterior en gran medida.

«Las ventas hasta ahora son mínimas, nada absolutamente relacionado con otros años en los que se abarrotaban las papelerías y este mismo fenómeno ocurre con las librerías y con demás tiendas relacionadas con el consumo escolar», detalló.

Aunque dijo que el panorama para estos giros es deprimente, la próxima semana se hará el primer corte para determinar de forma más precisa el porcentaje de ventas de estas tiendas, ya que se tiene confianza en que durante estos primeros días aún haya quienes acudan a surtir materiales básicos para los estudiantes.

«Era algo de esperarse, las familias se quedaron sin empleo, no hay para vacaciones, no hay para otros gastos, no hay para escuela, incluso las escuelas tienen también un bajo número en inscripciones», afirmó.

Los tenderos de las papelerías del primer cuadro de la ciudad, mismas que por tradición son las más visitadas en esta temporada, confirmaron que quienes acuden a realizar el surtido de útiles incluso lo hacen de forma parcial, para que el gasto sea escalonado.

«Hay quienes vienen y están surtiendo la mitad de una lista, por decir, si es una lista que completa sale en 900 pesos, se están llevando 300 o 400 pesos nada más».

Los artículos que se están surtiendo principalmente son cuadernos, colores, tijeras, resistol, hojas de máquina, hojas de colores y cartulinas.

«Hay cosas que se están dejando para luego, lo más importante son las libretas y es lo que se llevan».